MÁS POPULAR DEL BLOG

RELATO Nº1 --AGOSTO--

RELATO Nº12--IROÍAS DEL DESTINO--

Buenas a todos. Nuestro viejo amigo Jack ha vuelto, ¡ya era hora! En esta ocasión es una simple introducción a lo que será un historia más larga, que llevará más de una parte en el blog. No es muy largo por que hay gente que se ha quejado de que las publicaciones que hago a veces son muy largas. Así que iré poco a poco hilando esta historia. Espero vuestros comentarios, como siempre, y me gustaría que en vez de algún "me gusta" o parecido, se animaran a poner impresiones,  opiniones y también peticiones, claro,eso sería lo ideal. Espero que disfruten tanto de la lectura asi como yo disfruto escribiéndiolas.





Ironías del destino





¿Quién iba a pensar que acabaría aquí? A duras penas logro mantener el pulso para coger el encendedor del bolsillo interior de mi gabardina. Busco con torpeza entre mis miserias un pitillo:

 —Joder, un último pitillo, maldita sea. ¿Ni siquiera eso me vas a conceder? Cuando el “jefe de ahí arriba” se cabrea contigo no tiene clemencia.

Toso pequeños esputos de sangre. Aún manteniendo presión en la herida, un agujero de una nueve milímetros en el estómago duele, joder si duele. Enciendo el pitillo. Dejo que el humo llene bien mis pulmones. Doy unas largas y placenteras caladas. Sentado en este maloliente callejón encima de mis propios meados no es precisamente una muerte heroica. Ni tan siquiera he conseguido salvarla.

El mundo poco a poco se torna gris y rojo. Casi no siento dolor. Pero… no me jodas, serás… para colmo empieza a llover.

—Seras hijo de perra, ¿tanto me odias? No te vas a librar del viejo Jack tan fácilmente.

Es para reírse. No dejo de pensar en las malditas ironías que a veces jalonan nuestro destino. Algo tan nimio como un pequeño sobre que cae perdido del bolso de una desconocida, te lleva de cabeza al peor de los callejones de Chicago: “Medio muerto y empapado”, deberían  poner eso en la lápida.

Todo comenzó hace unas doce horas, tomaba un tentempié en donde Colette. El café es espantoso, parece que lo hacen con meado de rata. Pero el lugar es bastante acogedor y las tostadas son más que decentes. Suelo estar ahí entre las diez y las once. Al principio empecé a ir por esa cafetería porque estaba vigilando a Sara, su piso quedaba en frente. 

Una de las inquilinas del edificio bajó a tomarse algo. Se sentó en la mesa que hay frente a mí; la verdad que no le presté mucha atención, de unos veintimuchos, soltera,  cabello recogido, manos encallecidas por un trabajo duro en, ¿una fábrica? o algo así. Tardó unos veinte minutos en terminarse un auténtico desayuno americano, tortitas y café. Cuando se levantó, dejo un billete de diez, más que de sobra para el desayuno y la propina. Esa fue la primera punzada en mi cabeza. Se marchó apresuradamente, como si se diera cuenta de repente que se le hacía tarde. Ahí, de su bolso, cayó el sobre. El maldito sobre que me ha traído aquí. Cuando me incliné desde mi asiento para recogerlo, la punzada en mi cerebro estalló como una alarma de incendios. 

En la esquina inferior tenía el acrónimo de M.S.C.C.A, San Francisco. 

—¡Por los clavos de Cristo! —grité horrorizado—. No puede ser. Centro Penitenciario de Máxima Seguridad de Alcatraz. 
.
.
.
.
Continuará...

Comentarios

  1. Demasiado corto e intrigoso! Me deja con ganas de más. ¿Cómo llega de ese sobre a esa antesala de muerte? Tendremos que seguir leyendo... por ahora lo único que sabemos es que Jack es un maldito bastardo dificil de matar... ¿cómo saldrá de esta? La ambientación muy buena, como siempre

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola caracolilla! Pues sólo puedo decirte que te posicionas como fan n1 con honores. Y por tanto te adelanto que en el siguiente episodio de Jack Somers... nooooo, tendrás que esperar como todos. ;-). Muchas gracias porntu comentario. Un beso.

      Eliminar
  2. Me dejas bastante intrgada.Me introduce al leer estas historias en
    alguna película antigua de las que tanto me gustan y el relato me atrapa. Cuando el siguiente capítulo??.👍👍👍👍

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tu comentario! ¡Ya era hora! Me alegra ver que he logrado ambientar bien la historia. Antes de lo que se imaginan, estará de vuelta la continuación. Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario