MÁS POPULAR DEL BLOG

RELATO Nº1 --AGOSTO--

RELATO Nº4 --MICRORELATOS--


Hola a tod@s. Esta semana viene cargada de humor y un género muy poco conocido, como es el de los microrrelatos. Que a nadie le confundan, no son chistes, ni anécdotas. Son historias condensadas en apenas unas líneas, donde se cuenta más en todo lo que se omite, que en el propio texto en sí.

 Les traigo cuatro de estas pequeñas historias, como dije en tono de humor para introducirlos en este maravilloso mundo.

Tengo que hacer una mención a parte a mi querido amigo Jacobo C. que me había hecho una petición muy particular. Lo prometido es deuda. Espero que disfruten tanto como lo hago yo al escribirlas.

Un saludo a tod@s






La Hora De Las Brujas


New York ,Estación de metro de Hoboken Norte, pasan quince minutos en mi turno de la media noche, —La hora de las brujas —me digo siempre con risa nerviosa para ocultar mi miedo. No hay un alma. El aire que entra del túnel trae un alarido agónico que llama mi atención. Camino en dirección a los sonidos, escucho también unos ruidos rítmicos muy extraños. Continuo avanzando, parecen cada vez más fantasmagóricos, cuando una locomotora hace entrada y casi me da un infarto; hasta la gorra se me  cae al suelo. Sólo baja un transeúnte. Al irse el convoy, prosigo mi búsqueda. Los alaridos y gemidos son cada vez más fuertes. Tengo los pelos como escarpias.  Desenfundo mi revólver. Al llegar a la altura de un fotomatón un nuevo alarido sale de la cabina y es rebotado en el túnel. Giro con rapidez  y me encuentro a un vagabundo masturbándose con la foto perdida de una chica. Me dan arcadas. 



El Oportunista

Es el día en que se ordenan los nuevos sacerdotes y supe que era mi momento. Cogí unos hábitos prestados de la lavandería, uniéndome a la procesión. Sabía que en este pueblo tan devoto con una sonrisa y una palabra amable bastaría. 




La Historia Jamas Contada de la Caída de Grecia


…Y bajó Zeus del Olimpo con una furia inusitada, en sus ojos encendidos como el magma manaban centellas. Rugía como cien leones,  y de sus puños brotaban rayos que aniquilarían a los mismísimos Titanes. Los demás dioses y mortales huyeron ante el poder de su cólera. Descargó  su ira contra la estatua erigida para venerarle en Olimpia, la más ostentosa jamás vista. La devastación sacudió toda Grecia.  Y al ver aniquilada  cada forma de vida y arrasada cada  construcción en decenas de leguas exclamó: —¡¿Qué asco Me dan las puñeteras cucarachas !?







A mi Estimado Dios

Querido Jehová, por fin. Hemos llegado a La Tierra Prometida. Luce tan genial como puedes ver en la postal. Cuarenta años de tour por el desierto no han sido nada, créeme. Todos esperan con fervor tu visita.  Hemos hecho migas con un tal Poncio Pilatos, muy majo, dice que va a alojarnos en un sitio grande y cómodo al que llaman “coliseo”.  Desea conocerte y enseñarte la colina de Gólgota muy de moda entre los romanos.

Atentamente tuyo, Moisés.

    
                                                                                             Javier V.

Comentarios

  1. Muy divertidos y ligeros. Me supo a poco! sigue sorprendiéndonos con cada apasionante relato =D. PDT: me encantó lo de las cucarachas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias caracolilla. Es grato verte nuevamente por aqui. Espero mantener tu interés y compartir impresiones en el futuro como hasta ahora.

      Eliminar

Publicar un comentario