MÁS POPULAR DEL BLOG

RELATO Nº1 --AGOSTO--

RELATO N°5 - - LA PEQUEÑA ELEONORA- -


Buenas a tod@s. Les traigo un relato un tanto melancólico, un poco triste. Es la historia de una pérdida. Como siempre, espero que les guste tanto como yo disfruto escribiéndolo.





La Pequeña Eleonora





Más adelante tendrían  ocasión de lamentarse  de aquella triste profecía. La olas mecían la cubierta del barco con un suave pero profundo vaivén. El sol bañaba con melancolía las lineas de su pasado escrito en las profundas  marcas de su piel. 

Amenazaba tormenta desde el sur, la apacible calma del ambiente confabulaba con sus recuerdos, mientras su mano paseaba una copa de ginebra delante de las páginas de su memoria en forma de tinta y ocre.

Su mirada color miel permanecía perdida entre las pequeñas vibraciones de luz sobre las aguas que iba dejando el astro en su despedida por el oeste. De la miel brotaron lagrimas  que recorrían su rostro como emisarios de su alma compungida.

Dio un ligero sorbo.

En el pequeño escritorio que había habilitado en la cubierta del velero se apretujaba una letanía en la puerta de la disculpa. El tintero liberó unas cuantas palabras que consideró insuficientes. 

Mientras el majestuoso atardecer iba tocando a su fin, un viento cálido azotó su bufanda y el bajo de su vestido cual banderolas izadas en lo alto del mástil. Ese viento trajo de vuelta a la mente a su escritorio para terminar las líneas que su congoja no consiguió finalizar.

“Adiós amado mío".  No fui capaz de decirlo. No en alta mar, sólo necesitaba tiempo. 

Los valles, los ríos, los bosques, todo lo terrenal quedaba atrás, muy atrás, sólo eran un agridulce recuerdo de lo que un día fue. De los momentos que tuvimos en las infinitas historias que vivimos. 

“Adiós amado mío, adiós. ¿Por qué no fui capaz de pronunciar tan simples palabras en los albores de su muerte?”  La funesta visión del cuerpo de su amado descendiendo por el reino de Poseidón le produjo un estado de calma, de vacío, una carencia de un sino que sólo encontraba consuelo en su copa. 

Eleonora, desgarrada su niñez, aún derramaba pétalos de tristeza junto al lecho dónde perseveraba su olor y sus oraciones imploraban que el alma de su padre no la abandonara. 

Su pecado, un sueño. Su crimen el amor. Una anciana vaticinó el día de su boda que su mayor lamento llegaría con el solsticio de verano mientras camina por la cima del mundo.

Crípticas palabras de una anciana a la que nadie invitó. La echaron de los festejos sin cortesía ni decoro. Pasaron las estaciones y las historias de amor y felicidad. Llegó Eleonora y llegó La Pequeña Eleonora. En ella surcaron los cayos del caribe durante semanas y unos días antes del solsticio de verano. Unas fiebres se cobraron la profecía.

Las páginas de su diario se llenaron de frases inacabadas.



Comentarios

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Este texto en concreto me ha encantado.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por tu comentario. Cada semana me esfuerzo por ofrecer variedad en los relatos para no aburrirlos. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  4. Casi casi de mis favoritos!! Me Quede con ganas de más. 2° parte yaaa! Jejej!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario, haré lo posble para que “La Pequeña Eleonora 2” sea una realidad. Un afectuoso saludo.

      Eliminar
  5. Magnífico! coincide con el resto, este es de los relatos que más me ha gustado. ¿Cómo es posible enganchar y trasmitir tanto con tan pocas palabras? Sublime.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tu comentario. Supongo que esta semana he conectado con ese lado sensible. Y parece que eso conecta con la gente. Un afectuoso saludo.

      Eliminar
  6. Me gustó, oiga, me gustó. Besotes hasta el próximo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. Pese a las pocas espectativas que tenía, ha tenido una acogida muy buena. Un beso para ti también.

      Eliminar
  7. Me gustó, oiga, me gustó. Besotes hasta el próximo

    ResponderEliminar
  8. Me encantó muchísimo. De mis favoritos hasta el momento :)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario